Funciones del cerebelo

El cerebelo (del latín “cerebro pequeño”; PNA: cerebellum) es la parte de nuestro cuerpo que se encuentra en el encéfalo y además es la encargada de coordinar todas nuestras actividades, tanto las que realizamos voluntaria como involuntariamente, de este modo el cerebelo integra las vías sensitivas y las vías motoras. Por tanto una de las principales funciones del cerebelo es encargarse de aquellos movimientos musculares que necesitan una mayor precisión.

También se encarga de regular el tono muscular, así se encarga de mantener la postura o se inhibe para facilitar los movimientos voluntarios.

Un ejercicio tan sencillo como puede parecer enhebrar el hilo de una aguja está ejecutado por esta parte de nuestro cuerpo, de este modo participa en el aprendizaje de movimientos para nuestro cuerpo.

El cerebelo está unido al tronco cerebral, por el cual circulan todas las vías sensoriales excepto la vía olfativa y la vía óptica. También envía impulsos al cerebro a través de su red de fibras neuronales. Además también contiene gran cantidad de términos nerviosos que se conectan con otras estructuras encefálicas y con la médula espinal, un cordón blanco situado en el canal vertebral que lleva el resto de impulsos a los nervios raquídeos.

Por otro lado, la corteza cerebral tienda a mandar información al aparato locomotor a través de vías motoras, por tanto el cerebelo es el encargado de transformar todo esto en órdenes y realizarlas correctamente.

funciones del cerebelo

Según que parte del cerebelo realice la función y su tipo de conexión se establecen tres regiones diferentes: vestíbulo cerebelo, espino cerebelo y cerebro cerebelo.

 Vestíbulo cerebelo: Está formado por el lóbulo floculonodular y es el encargado de controlar los movimientos oculares y regular el equilibrio corporal.

 El espino cerebelo a su vez está formado por dos porciones de corteza: la banda berciana y las bandas paravermianas. Aquí se reciben las aferencias vestibulares, visuales, acústicas, las procedentes de la médula espinal y del núcleo sensitivo del nervio trigémino.

Por último el cerebro cerebelo, que también es conocido como pontocerebelo, envía eferecias hasta el tálamo con las funciones cognitivas y el aprendizaje motor.

Alex

Deja tu comentario